Dulce Gómez

María de los Dolores Dib y Álvarez, recién nombrada gerente del Centro Histórico y Patrimonio Cultural, sí pertenece a la mesa directiva del fraccionamiento La Encomienda de la Noria, y es acusada de desvío de recursos superiores a los 40 millones de pesos.
La mañana de ayer, el representante legal de cuando menos 40 condóminos inconformes, Francisco Montiel Gutiérrez, compartió que el grupo que tiene el control en dicho complejo residencial no transparenta los más de 3 millones de pesos que maneja al año.
Además, reveló que la mesa directiva de la cual forma parte la funcionaria municipal establece multas de hasta 500 pesos aquellos vecinos que estacionan sus vehículos en áreas comunes o no permitidas.
“María de los Dolores Dib y Álvarez aparece como tesorera del fraccionamiento La Encomienda, y evidenciamos las irregularidades que se han presentado en este espacio. En 14 años no hemos tenido una rendición de cuentas claras”, acotó.
Por lo anterior, el litigante se apersonó en el Palacio Municipal, y ante la Secretaría General del Ayuntamiento evidenció la “corrupción” con la que se conduce Dolores Dib.
Esperó que la Comuna le envíe una respuesta a la brevedad, incluso, sentenció que antes de acudir a la Fiscalía General del Estado (FGE) buscará llegar a un acuerdo.
“Durante 14 años no se han rendido cuentas idóneas. Según rinden los informes correspondientes, sin embargo, lo hacen sin los documentos idóneos sólo enumeran gastos”, agregó.
Es importante recordar que en días pasados María de los Dolores Dib rechazó formar parte de esta mesa directiva, incluso aseguró tener las manos limpias.