De 4 mil 300 casonas en la capital poblana, 14 representan riesgo inminente para la población, pues tienen daños estructurales y pueden caer sus techos o cornisas, máxime en temporada de lluvia, informó el director de protección civil municipal, Gustavo Ariza Salvatori, al informar que cinco familias decidieron salir ante la gravedad del daño.
Luego de los accidentes por la caída de una barda este viernes en la 3 oriente y bulevar 5 de mayo, dejando tres heridos, y el desplome de un techo el miércoles pasado lesionando de gravedad a una persona, el funcionario resaltó la importancia de extremar precauciones y realizar los ajustes en sus viviendas.
En ese sentido, dio a conocer que ya fueron notificados 2 mil 600 propietarios, sólo cinco familias decidieron irse mientras que las que se encuentran en estado ruinoso, es decir, cuatro, siguen en esos lugares.
Detalló que los dueños saben de las condiciones en las que se encuentran, en muchos casos no son motivo de preocupación pero existe un porcentaje menor que sí merece ser atendido.
“Hemos notificado este año 2 mil 600 viviendas, hay algunas que tienen daños y hay algunas que no se pueden reparar. Solo 14 están en riesgo por daños graves y cinco familias han salido de sus viviendas”.
El funcionario indicó en varios casos no se encuentran a los dueños, otros murieron, las abandonaron o tienen problemas legales, y eso ha sido el principal problema para realizar las modificaciones.
Finalmente, consideró importante realizar acciones de mantenimiento para evitar accidentes tanto a peatones como a los que actualmente viven en esas estructuras