Dulce Gómez

El director de Protección Civil en el municipio, Gustavo Ariza Salvatori, informó que se emitieron 400 notificaciones a familias que habitan en casonas que se encuentran en estado ruinoso y que además representan un peligro inminente.
Ante las constantes lluvias que han derivado en afectaciones en diversos municipios del estado, Ariza Salvatori expresó que el Gobierno Municipal se encuentra pendiente de cualquier situación y exhortó a las familias que habitan en este tipo de espacios a salirse de los mismos y evitar una tragedia.
Destacó que cada año el Ayuntamiento se enfrenta con el mismo problema, ya que la gente no se quiere salir de sus viviendas aunque y también se niegan a rehabilitarlas.
A la par, refirió que el 90 por ciento de los habitantes de este tipo de espacios no pagan renta o están inmersos en un litigio legal situación que complica la intervención de las mismas.
Ariza Salvatori comentó que al interior de estos espacios hay filtraciones de humedad, muros fracturados o algún problema que pone en riesgo la seguridad de la gente que ahí habita.
“Hemos hecho notificaciones a todos los habitantes de casas que hemos encontrado en mal estado y que son alrededor de 400. Todas estas viviendas tienen que ser rehabilitadas y les tienen que dar mantenimiento porque hay muchas vulnerables”, destacó.
No obstante, reconoció que en lo que va de la presente administración alrededor de 60 familias han aceptado abandonar sus viviendas y privilegiar su seguridad.
En tanto, sobre la población que vive en zonas cercanas a los ríos y barrancas, Ariza Salvatori señaló que se han detectado colonias donde pueden tener problema por el crecimiento del nivel de agua y agregó que las mismas están en espacios federales.
Tras el exhorto por parte de la autoridad, solo 8 familias que habitaban en la colonia Reforma Sur decidieron salir de la zona; sin embargo, expuso que existen otras más que se niegan a retirarse a pesar del peligro que representa.