• Retiro de las patentes de 29 notarías del estado de Puebla es una facultad que tiene el gobernador del estado

 

Mary González

 

El retiro de las patentes de 29 notarías del estado de Puebla es una facultad que tiene el gobernador del estado, Miguel Barbosa Huerta, por lo que el director general del Instituto de Ciencias Jurídicas de Puebla, German Molina Carrillo, consideró que ha hecho uso de ella y que en caso de que los involucrados tengan forma de corroborar que no hubo irregularidades en los permisos, tendrían que recurrir a amparos.

 

En entrevista Molina Carrillo refirió que desde que se otorgaron las patentes se dio la Problemática sobre los requisitos para acreditar que se contaba con los conocimientos para atender varias notarías, no sólo de la capital poblana, sino también del interior del estado.

 

Aunado a ello comentó que todo siempre se manejó de forma privada y no hubo acceso a la información, a pesar de que había claras irregularidades, sobre todo porque se favoreció a exfuncionarios y prestanombres con el objetivo de obtener las patentes.

 

“En estos casos hubo complicidad del Colegio de Notarios y de la gente que estaba encargada de la Secretaría de Gobernación en esa época, además de convocatorias aceleradas para que no se diera tiempo de que otras personas pudieran participar” agregó.

 

Asimismo señaló que el hecho de haber clausurado las patentes obedece una facultad del gobernador, aunque algunos pueden calificarla como una venganza política, son embargo, sigue siendo una facultad y está en su derecho.

 

Agregó que este caso ya se dio en Tlaxcala y se clausuraron también muchas notarias, por lo que ahora Puebla también sigue el ejemplo con la certeza de que se hará una investigación a fondo.

 

“La verdad es que no había certeza de que quien daba el servicio era profesional sino que se dieron las patentes por pago de favores” añadió.