TRAS un año de éxitos con su álbum solista “UNO NO ES UNO”, con el cual alcanzó Disco de Oro en México y Platino en Venezuela, así como de recorrer prácticamente toda Latinoamérica ofreciendo shows por ubicarse en los primeros lugares de la radio, Schajris decide crear un disco de propuesta, un álbum definitivamente creativo por lo original de sus arreglos, de sus tiempos, de sus sonidos y hasta sus silencios.
“Grandes canciones” es su título adecuado por lo que representa: Un cúmulo de estupendos temas que en la voz y ejecución al piano de Noel, acompañado por excelentes músicos, cobran nueva vida y actualidad. Sin duda, podremos apreciar a Schajris compenetrado con cada verso, con cada nota que ha hecho propia, llevando todos estos temas a su propio terreno y marcándolos con su personalidad.
Muchas de estas canciones nos han tocado el corazón en algún momento de nuestras vidas; sin embargo, también muchas de ellas han quedado en el olvido… Con Noel se vuelven vigentes, pues ha tenido la capacidad de transformarlas sin restarles su esencia.
Poco a poco iremos descubriendo este disco que fue grabado en vivo, como se hacía antes, con todos los músicos tocando a la vez para plasmar la emoción del momento y la energía del equipo; en él participaron importantes figuras como Tony Levin (bajo), Lee Levin (batería), Dan Warner (guitarra) y por supuesto Noel Schajris, quien estuvo a cargo del piano y la voz, bajo la producción de Sebastian Krys.
Temas como “Bachata rosa”, “Tu cárcel”, “Lamento boliviano”, “Mi historia entre tus dedos” y “La incondicional”, por mencionar algunos, se han incluido en este álbum que sin duda será una de las grandes sorpresas del 2011 y también la continuación de un sólido camino para Noel Schajris, el artista que seguro de sí mismo y conociendo sus alcances, es capaz de arriesgarse y reinventar “Grandes canciones”.