• El Presidente de México afirmó que ayer un grupo de inconformes con el Presupuesto 2019 se manifestaron frente a su casa; aseguró que las protestas no le asustan

 

“No voy a ser rehén de nadie”, aseguró el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al destacar que anoche, una protesta llegó a su domicilio particular obstruyéndole el paso a su casa.

 

“Ayer fueron a mi casa, a hacer un plantón, querían que entrara por atrás y yo dije no, yo voy a entrar caminando como siempre. Les digo con todo respeto que no es así. Yo fui opositor muchos años y nunca fui a protestar a la casa de un servidor público y también si no tienen razón, aunque me impidan entrar a mi casa no voy a ceder”.

 

Agregó que las protestas no lo asustan ni lo espantan. “Estoy acostumbrado a las protestas, no me espantan, no me asustan, y además hasta celebro que la gente ejerza sus derechos y siempre he dicho que la libertad no se implora, se conquista”.

 

López Obrador no quiso identificar al grupo de la manifestación, pero aseguró que su presión tenía que ver con el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019.