Por Jesús Lemus/Puebla

El candidato del PRI a la gubernatura de Puebla, Enrique Doger Guerrero, señaló que no caerá en un nivel bajo de política y se enfocará en sus propuestas de campaña.
“No voy a responder a ese nivel de política tan bajo, hay que enfocarnos a las campañas. Mejor debería explicar lo de su casa que le costó 20 millones de pesos. Es el nuevo Huicho Domínguez de la política, nada más le faltan sus cadenas de oro, se lo imaginan ahí en Paris, ahí en Campos Elíseos, vengase mi Reyna aquí le compro”.
Indicó que su adversario de la coalición Juntos Haremos Historia, Miguel Barbosa Huerta, se convirtió en el “Huicho Domínguez” de la política poblana para no aclarar su 3 de 3.
Así lo declaró después de que ayer Miguel Barbosa calificara a Doger Guerrero, de sultán porque también en su 3 de 3, no aclaró las casas que tiene y que según valen 30 millones de pesos, además de señalar que sus ingresos laborales, no le alcanzarían para mantener a sus concubinas.
En este sentido, señaló que su adversario de la coalición Juntos Haremos Historia, haya “caído bajo en este proceso de campaña” y se metiera con su vida personal, del cual no dará ninguna explicación.
Insistió que Barbosa Huerta emite declaraciones que son cortina de humo para no aclarar cómo compró una casa en Coyoacán en 20 millones de pesos y advirtió que en las siguientes horas, seguirá demostrando con evidencias que su adversario miente en su declaración 3 de 3.
También consideró que sufre delirio de persecución, a raíz de su acusación sobre que una empresa busca “dobles” para contratarlos y con ellos atacarlos en lo que resta de la campaña local.