Ante las protestas por la reducción de presupuesto para las estancias infantiles, el presidente Andrés Manuel López Obrador argumentó que las inconformidades son con “los de arriba” y que su gobierno busca evitar la intermediación onerosa y fraudulenta en el cuidado de los infantes.

En conferencia de prensa matutina, al hablar acerca de que no tiene enemigos solo diferencias con los políticos de “arriba” y dirigentes, el Ejecutivo federal afirmó que los niños de las estancias infantiles van a seguir siendo apoyados.

Ahora hay inconformidad con las estancias, pero es arriba. Por ejemplo, los niños de las estancias van a tener apoyo, lo que no queremos es la intermediación onerosa, costosa y fraudulenta”, expresó.

También reconoció que los líderes de las organizaciones campesinas están inconformes.

Con todo respeto, porque ya no se les va a dar dinero a las organizaciones. Entonces que se manifiesten, son libres, pero no vamos a cambiar, porque tenemos las cuentas de cuanto se daba a las organizaciones. Eso es irregular, por decir lo menos. ¿Cómo se le va a dar dinero público a una organización?”, preguntó.

López Obrador afirmó que se siente tranquilo y bien con su conciencia. “No tengo ninguna amenaza real, estoy apoyado, protegido por millones de personas”, sostuvo.