Además de principios fundamentales que rigen a la administración federal como la austeridad, la honestidad y el combate a la corrupción, resulta indispensable dar el ejemplo con la propia conducta, tener autoridad moral para gobernar en congruencia con el movimiento democrático que dio paso a un gobierno para todos.

 

De gira por Querétaro, el presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó asamblea pública para informar sobre diversos cambios que se han implementado desde el nuevo régimen, entre los que se encuentra la eliminación de privilegios y la reducción de altos salarios para funcionarios.

 

En ese contexto, se refirió a la reciente renuncia de Josefa González Blanco Ortiz Mena como titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat):

 

“Pero no sólo es la austeridad. No se puede tener autoridad política si no hay autoridad moral. Hoy me enteré de una situación muy lamentable porque la secretaria de Medio Ambiente, Josefa González, le pidió al directivo de una línea aérea que la esperaran, porque en un viaje comercial iba con rumbo a Baja California, a una misión de trabajo, pero detuvo el avión y tuvieron que esperar.

 

“Y le hablé hoy a las 10 y media de la mañana para otras cosas. Me dice: ‘Estoy muy apenada, avergonzada, porque cometí un error’. Con mucha sinceridad me dijo lo que había sucedido y puso a mi disposición su renuncia y se la acepté, porque nosotros no tenemos derecho a fallar en nada, nunca le vamos a fallar al pueblo.”

 

Programas ya se entregan directo a la población; líderes se quedaban con dinero

 

Luego de visitar Palacio de Gobierno en compañía del gobernador Francisco Domínguez Servién, el jefe del Ejecutivo federal se dirigió a las y los queretanos para informar sobre el avance de los Programas Integrales para el Bienestar que siguen llegando a personas con discapacidad, adultos mayores, comerciantes, madres trabajadoras, entre otros.

 

Por ejemplo, dio a conocer que el programa Jóvenes Construyendo el Futuro dispone de 88 millones de pesos para contratar jóvenes entre 18 y 29 años como aprendices en empresas, comercios, en el campo y cualquier unidad productiva.

 

Además, tres mil niñas y niños con madres trabajadoras son beneficiarios de mil 600 pesos cada dos meses para su cuidado, y más de 12 mil personas con discapacidad en el estado han empezado a recibir pensión.

 

Luego de consultar a los presentes sobre la nueva modalidad de entrega directa de los programas sociales, el mandatario afirmó:

 

“Si se entrega a través de las organizaciones, muchas veces son los líderes los que se quedan con el dinero. Viven colmados de atenciones, de privilegios y mientras la gente está en la pobreza. Ya se acabó el reparto de despensas, ya no se van a repartir migajas.”