• Ministeriales consultados acusan que un inspector y un comandante se quedan con el dinero.

Odilón Larios Nava.- Policías ministeriales, que solicitaron la gracia del anonimato, aseguraron que un inspector y un comandante, se quedan con el dinero que les corresponde por concepto de viáticos para alimentación, cuando participan en el operativo Pemex, también llamado Operativo Triángulo Rojo.
Esta situación ha hecho crecer el malestar entre los agentes ministeriales de la Fiscalía General del Estado (FGE), quienes mencionaron: los encargados de los gastos “nos están robando el dinero de los viáticos”.
Con respecto al mencionado operativo, manifestaron que es muy desgastante, porque tienen que acudir a diferentes municipios del Triángulo Rojo, y prestan servicio durante tres días seguidos. Los envían, como pueden, muchas veces sin vehículos, por lo que se ven obligados a hacer los rondines en las unidades de los militares.
Según lo informado por los agentes, en dicho operativo la FGE les otorga 150 pesos de viáticos para alimentación. Es decir que si están tres días, les correspondería un total de 450 pesos para sus alimentos.
Un inspector y un comandante son los que controlan los gastos, y presumiblemente “los que se quedan con el dinero”, acusaron algunos agentes ministeriales.
“A veces te dicen que el dinero va retrasado un día, pero llega el siguiente y tampoco te dan la lana, luego terminan tus días en el operativo y te retiras, les llamas para cobrarles y te inventan mil pretextos pero no te pagan los viáticos” indicaron los ministeriales.
Ante esta situación, pidieron que esta anomalía se hiciera del conocimiento público para que llegue al fiscal Víctor Antonio Carrancá Bourget y tome cartas en el asunto, “porque esos cab… quieren hacer negocio a costa nuestra”.
Otra anomalía que dieron a conocer, en este operativo, es que mandan a agentes “nuevos”, acreditables que aún no tienen ni credencial de la Fiscalía y menos portación de arma de fuego, por lo que sólo les ponen su chaleco y les dan un AR-15, pero temen que si hay un enfrentamiento estos agentes enfrenten un proceso legal en caso de que accionen un arma de fuego, porque no cuentan con los permisos de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA).