Mary González 

 

El gobernador electo, Miguel Barbosa Huerta, aseguró que no “le temblará la mano” para limpiar los cuatro sistemas de los que depende la seguridad pública, a fin de dar a los ciudadanos la certeza de que se devolverá la paz y tranquilidad que necesita el estado.

En este sentido Barbosa Huerta aseguró que “no le temblará” la mano para limpiar los cuatro sistemas de los que depende la seguridad pública, así como para erradicar la corrupción de ellos y confrontar a la delincuencia.

A un día de que tome protestan como gobernador constitucional de Puebla refirió que hará lo necesario para recuperar la paz y la seguridad que merece el estado, pues es uno de los principales compromisos de campaña.

Refirió que en coordinación con los 217 presidentes municipales, asumirá la solución del grave problema de la inseguridad pública, pues como se recordará desde la campaña señaló que es un tema en donde no se puede dejar solos a los ediles y donde también el estado tiene que intervenir.

Aunado a ello detalló que se confrontará a la criminalidad para abatir a los grandes grupos que se han formado en el interior del estado, y sobre todo se pueda tener garantía de que los ciudadanos vivan en tranquilidad.

Aunado a ello dijo que hay que fortalecer los sistemas de procuración y administración de justicia y sistema penitenciario, pues sólo así se logrará un verdadero cambio en la entidad.

En otro tema, a través de sus redes sociales precisó que los recursos anunciados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público servirán para dar un mayor empujón a la economía.

Finalmente refirió “en mi gobierno crearemos las condiciones de seguridad, infraestructura y certeza jurídica para atraer la inversión en Puebla. Convertiremos a nuestro estado en un motor de la economía nacional”.