Por Patricia Moreno Sánchez

Monseñor  Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla, lamentó que continué la violencia  tras el proceso electoral del 1 de julio.

Lo anterior tras el  asesinato de Jaime Augusto Moreno Segreste, Presidente del Consejo Municipal del Instituto Estatal Electoral en Libres Oriental, quien estuvo desaparecido por tres días, de acuerdo a información de sus familiares, y la madrugada del sábado fue hallado sin vida.

“Es muy triste que la violencia que se desató durante el proceso electoral, continué, Dios quiera que esto se calme. No debe haber violencia ni antes, durante, ni después de un  proceso electoral” afirmó.

Al mismo tiempo dijo que es lamentable el sufrimiento de los familiares de las personas que pierden la vida por la violencia.

“Lamentamos el sufrimiento también de los familiares, son los que sufren la pérfida de su ser querido”

Lo anterior en entrevista, tras oficiar la misa dominical en Catedral, en la cual  el Líder de la grey católica reiteró el llamado para evitar este tipo de acciones violentas. Al mismo tiempo hizo votos para que regrese la seguridad y la paz al estado y a nivel nacional.

De acuerdo a fuentes policiales, el consejero electoral, presentaba lesiones de arma blanca y huellas de tortura.