Mary González

 

En un encuentro que sostuvo el gobernador electo de Puebla Miguel Barbosa Huerta con integrantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), reiteró su compromiso de sostener un gobierno transparente y sin beneficios “por debajo del agua”; aseguró que la obra pública se quedará para empresas poblanas, siempre y cuando éstas cumplan con los parámetros correspondientes.

En el marco de un desayuno que tuvo con los representantes de la CMIC refrendó su compromiso de que no habrá quejas derivadas de la opacidad en materia de obra pública.

Aunado a ello dijo que los poblanos tienen que beneficiarse con las obras que genere el gobierno del estado, pero no por compadrazgos ni amistad, sino por cumplir cabalmente con las normas y dar garantía de que serán trabajos de calidad.

“Estoy convencido de que los empresarios poblanos deben beneficiarse del presupuesto público, pero siempre y cuando cuenten con las mejores propuestas en calidad y presupuesto… Pretendemos como gobierno estar a la altura de los intereses de los diversos segmentos de Puebla, y una prioridad es que no haya más quejas de constructores por opacidad o favoritismos” refirió.

Asimismo garantizó que cada licitación se concretará de manera transparente y sin beneficiarios anunciados, pues sólo las mejores propuestas serán tomadas en cuenta y por ende las que obtengan los beneficios de las obras.

Agregó que se instalará una mesa permanente de diálogo para que se aborden los temas prioritarios para este segmento, en ella participará un representante de cada una de las organizaciones afiliadas a la CMIC y también un representante de la Secretaría de Infraestructura del gobierno, así como uno de Finanzas y uno de Administración.

Con lo anterior confío en que se garantice una visión transparente y equitativa para todos los sectores, tanto públicos como privados.

El gobernador electo reiteró ser un convencido de que los empresarios poblanos deben beneficiarse del presupuesto público, pero siempre y cuando cuenten con las mejores propuestas en calidad y presupuesto.

“Lo que pretendemos como gobierno es estar a la altura de los intereses de los diversos segmentos de Puebla, y una prioridad es que no haya más quejas de constructores por opacidad o favoritismos en la administración pública”, dijo Barbosa Huerta.

Ante los agremiados de la CMIC, el gobernador electo ofreció trato justo a los empresarios locales en las licitaciones públicas. “Vamos a hacer que cada concurso que se resuelva sea en favor de la mejor propuesta y proyecto”.

Barbosa Huerta reiteró su ofrecimiento de campaña en el sentido de que los empresarios poblanos deben ser favorecidos con el presupuesto del estado. “Lo sostengo, pero siempre y cuando presenten la mejor propuesta, tanto en calidad como en presupuesto”.

En esta reunión, el gobernador electo propuso instalar una mesa permanente de diálogo a fin de que en ella se aborden los temas prioritarios para este segmento, en la cual participen al menos un representante de cada una de las organizaciones afiliadas a la Cámara de la Industria de la Construcción, así como un representante de la Secretaría de Infraestructura del Gobierno Estatal, un representante de Finanzas y uno de Administración. “De esta manera habría una visión muy clara del manejo de los recursos, licitaciones y en general de todo el control presupuestal”, añadió.