Mary González

En su reunión con la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y el Consejo Taxista del Estado de Puebla (CTEP), el candidato a gobernador del estado por Juntos Haremos Historia, Miguel Barbosa Huerta, se comprometió a eliminar las “concesiones de premio” y revisar los permisos entregados a las empresas Cabify y Uber, pues refirió que a él “no le espantan los problemas y los enfrentará”.
En este sentido, dijo que no habrá favoritismos ni en el sector del transporte ni tampoco en otras áreas, pues su gobierno dará a cada quien lo que le corresponde, y si algún empresario no es digno de tener comercio, pues entonces no se le darán.
Adelantó que el titular de la nueva Secretaría del Transporte no será ningún empresario, a fin de que no se puedan dar malos entendidos ni tampoco busque “moches”, pues no habrá “premios” para nadie.
Agregó que se someterá a consulta popular el aumento al transporte público, independientemente de las pláticas que sostenga con los transportistas para escuchar todas sus propuestas, a fin de ser tomadas en cuenta y llegar a un consenso.
Aunado a ello, señaló que no habrá persecución para nadie, a pesar de que tiene en su poder los archivos con nombres de empresarios que fueron beneficiados con la entrega de concesiones.
Agregó que no guarda rencor a nadie pero sí será enérgico con las decisiones que se tomen a partir de que entre como gobernador del estado, porque confió en que el voto de los ciudadanos le favorecerá.
Aunado a ello a ello, agregó que separará la Secretaría de Infraestructura y Movilidad con la de Transportes, porque  justo aquí es donde hay problemas graves de corrupción y tráfico de influencias para obtener permisos.

.