• El dirigente nacional Enrique Ochoa Reza estuvo en Puebla
• Durante la sesión de su Consejo, se confirmó que elegirán a sus candidatos por Convención de Delegados
• Buscarán alianza con PVEM, Encuentro Social y Nueva Alianza

Por Jesús Lemus/Puebla

El PRI no tiene ningún tipo de pacto con el ex gobernador Rafael Moreno Valle Rosas o cualquier otro adversario político para que en Puebla se pierdan las elecciones de 2018, cuando se renovarán varios cargos de representación popular, sentenció el presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de esta fuerza política, Enrique Ochoa Reza.
Así lo declaró después de reunirse con la estructura del Revolucionario Institucional en un hotel ubicado en San Andrés Cholula, donde destacó que a partir de la crítica que reciben como oposición, es como construirán el proyecto político que se requiere para todo el estado de Puebla.
“No hay ningún pacto (con Moreno Valle), el único pacto que tenemos es con toda la sociedad, nosotros estamos convencidos de participar para ganar la elecciones e insisto, como PRI somos una oposición responsable y a raíz de la crítica se construirá el proyecto para 2018 en el estado de Puebla”.
Ochoa Reza puntualizó que en el encuentro con las estructuras del PRI, se estableció un primer documento para establecer la plataforma de trabajo en beneficio de la sociedad que exige mejores condiciones de crecimiento.
El líder nacional del PRI enfatizó que en el territorio poblano hay los suficientes perfiles que darán la batalla en 2018, cuando se renovarán diputaciones federales, legislaturas locales, alcaldías, senadurías, el gobierno estatal y Presidencia de México.
En todo momento se intentó cuestionar sobre el proceso interno que eligió el PRI para ungir en próximas fechas a su candidato a la gubernatura de Puebla, sin embargo el líder nacional respondió otros cuestionamientos ajenos a la política local.
Es importante recordar que por más de dos horas, Ochoa Reza estuvo con la estructura del PRI en el hotel ubicado en Cholula, donde llegaron diputados locales, federales, senadores como Ricardo Urzua y Lucero Saldaña; ambos aspirantes al gobierno de Puebla.
También estuvieron presentes los dirigentes estatal y municipal, Jorge Estefan Chidiac y José Chedraui Budid, además del sub secretario de la SEDATU, Juan Carlos Lastiri Quirós, quien buscaba una Consulta a la Base y no Convención de Delegados como método para elegir al abanderado a Casa Puebla.