• Rinde protesta como candidato del PRI a la presidencia municipal de Puebla y llama a recuperar la capital poblana

Por Jesús Lemus/Puebla

El candidato del PRI a edil de Puebla, Guillermo Deloya Cobián, convocó a los priistas que sin “simulaciones y con unidad” se recupere la ciudad de los actuales gobiernos que no han realizado nada por sus habitantes.
Así lo dijo durante su discurso de toma de protesta como abanderado a este cargo de representación popular y donde también estuvieron presentes los candidatos a una diputación local por la capital poblana.
Señaló que los capitalinos están cansados del falso abrazo que se caracteriza por las promesas que se realizan en campaña, pero cuando se gana el cargo público, no se les cumplen los proyectos de trabajo.
También señaló que no hay derrotas anticipadas y tampoco victorias garantizadas; por lo tanto, exigió a la militancia y candidatos a diputados locales por Puebla, a que caminen paso a paso para construir la victoria del 1 de julio.
Señaló que Puebla capital tiene la oportunidad de ser un referente nacional, gracias a las inversiones que puede captar; condenó que la inseguridad incrementara en los últimos años.
También enfatizó que su candidatura a presidente municipal de Puebla, es sinónimo de compromiso hacia los priistas, que también están hartos de ser tratados como objetos y nunca ser tomados en cuenta.
“No hay derrotas anticipadas y tampoco victorias garantizadas, los convoco a que sin simulación salgamos en su momento con los ciudadanos. Ellos están cansados del falso abrazo, necesitamos realizar un trabajo digno para recuperar la ciudad”, dijo.

PIDE DOGER UN VOTO CONCIENTIZADO
Por su parte, el candidato del PRI a gobernador de Puebla, Enrique Doger Guerrero, pidió a los priistas del municipio a razonar su voto, una vez arrancadas las campañas, para elegir a las nuevas autoridades.
Señaló que esta campaña será de vital importancia para recuperar Puebla, pero sobre todo, para evitar la reelección de los que hoy representan el poder.
Señaló que la capital poblana ha pasado por diversas arbitrariedades, caso concreto, la privatización del agua, situación que no debe permitirse en la siguiente administración municipal.