Por Jesús Lemus/Puebla

 

El presidente de la Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE), Joaquín Rubio Sánchez, sentenció que no hay condiciones de judicializar el proceso electoral, que derivará en las votaciones de este domingo para elegir gobernador del estado de Puebla.

 

Dijo que uno de los argumentos para judicializar el proceso en 2018, fue la queja constante hacia el Instituto Electoral del Estado (IEE), que no garantizó la cadena de custodia, además de los hechos de violencia.

 

Destacó que desde 2003, el INE jamás ha recibido impugnaciones por su actuar en la organización de elecciones y en este año, señaló, tampoco existirán porque hubo imparcialidad para estas votaciones extraordinarias.

 

También señaló que en siete distritos federales de Puebla habrá Gendarmería Nacional, mientras que en ocho apoyará la Policia Federal para el resguardo y traslado de paqueterías electorales.

 

“En absoluto, no llegará el mismo escenario del año pasado, esto es por una sencilla razón, las quejas son partidos contra partidos y no hay quejas sobre la organización del proceso electoral que está en marcha a comparación del año pasado”.

 

Dijo que si algún actor político quiere judicializar el proceso electoral lo puede hacer, mismo que deberá solventarse a más tardar el 10 de julio, pero insistió que no hay elementos para llegar a esa medida.