Por Jesús Lemus/Puebla

El panista Eduardo Rivera Pérez señaló que no pedirá una disculpa pública a Luis Paredes Moctezuma, ex alcalde de Puebla y quien lo acusa de un supuesto daño moral después de las críticas que lanzó en su momento a las obras públicas que ejecutó este personaje.
El también ex alcalde de Puebla, Eduardo Rivera Pérez, aclaró que será respetuoso de las posturas que tenga su homólogo quien encabezó la administración municipal de 2002 al 2005.
Dijo que a la fecha, no ha recibido ninguna notificación de alguna denuncia penal y que se concentre por el supuesto de daño moral hacia el ex presidente municipal de Puebla, Luis Paredes Moctezuma.
Consideró que esta querella solamente se trata de una “denuncia de chocolate”, toda vez que no hay elementos para acusarlo de un daño moral hacia la administración que en su momento encabezó Paredes Moctezuma.
Cuestionado si accederá a una disculpa pública como lo exigió Paredes Moctezuma, con el objetivo de frenar el litigio en su contra, Rivera Pérez respondió en un tono irónico que presentará sus cartas escolares de buena conducta.
“Lo que voy hacer y me comprometo si así ustedes me lo piden voy a traer una carta de buena conducta en su caso de la primaria, secundaria y de la prepa y de toda la trayectoria que he tenido en mi vida personal y pública, ya mencioné que respeto sus comentarios y que si hay un tema de un litigio esperaré a que me notifique para que mis abogados puedan responder”.
Rivera Pérez señaló que estás y otras denuncias chocolate que se han presentado en su contra, únicamente buscan frenar sus aspiraciones políticas pero aseguro que nada ni nadie lo detendrá para estar presente en la boleta electoral de 2018.