Por Jesús Lemus/Puebla

El Partido del Trabajo todavía no tiene definido la ruta que seguirá para el proceso local 2016, cuando en el estado de Puebla se tendrá la sucesión gubernamental que por única ocasión durará un año 8 meses.
Así lo declaró la coordinadora de los diputados locales del PT, Lizeth Sánchez García, quien no descartó que el partido pueda aliarse el siguiente año con el PAN, PRD y Nueva Alianza en un solo bloque, como también se podría dar con el Partido Revolucionario Institucional (PRI).
Puntualizó que lo anterior dependerá del pronunciamiento que haga el Instituto Nacional Electoral (INE) sobre el registro que mantiene el PT a raíz de las votaciones que sacó esta fuerza política en la elección extraordinaria de Aguascalientes.
Indicó que una obligación del PT, es trabajar para reforzar la estructura política y evitar que la militancia abandone las filas, luego de no ver en este instituto una oportunidad de desarrollo para el territorio poblano.
Sin embargo, también pidió valorar qué ventajas tiene aliarse con el PAN o PRI, situación que podría incomodar a la militancia.
“Estamos conscientes que necesitamos aliarnos, aunque a la gente no le guste ir con los partidos en el gobierno porque somos oposición. Sabemos que la militancia nos la cobrará en 2018 sin embargo, es parte de lo que tenemos que hacer para permanecer”.
Al final, dijo que el instituto de la estrella no se encuentra en sus mejores condiciones y, por ello, la importancia en valorar los escenarios una vez que el INE ratifique el registro del partido.