Por Jesús Lemus/Puebla

El titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), Francisco Romero Serrano, afirmó que la ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas en Puebla está “en pañales” y se corre el riesgo de que el “barco” de la evaluación en diversas cuentas públicas se hunda.

Lo anterior se desprende en el marco de la comisión Inspectora del Congreso del Estado de Puebla, donde señaló que su nombramiento como auditor, no se caracterizará por ser un garrote político en la revisión de las cuentas públicas.

Mencionó que los sistemas de control en la fiscalización de cuentas públicas, tienen más de 10 años que no son actualizados, provocando que los sujetos obligados no tengan una clara capacitación en la comprobación de gastos del ejercicio fiscal en turno.

Puntualizó que la ASE empezará una nueva era en Puebla, donde existe la garantía de que habrá una “mano de hierro” y sin “tintes políticos” para revisar los ejercicios fiscales de los más de 300 sujetos obligados.

“Si en este momento tuviéramos que solicitar información para la evaluación del proceso interno, imagínense como nos responderán, necesitamos mucha capacitación, se requiere capacitación en favor de todos los sujetos obligados”.

Confió que los diputados locales realicen a la brevedad, las reformas necesarias a la Ley de Fiscalización y Rendición de Cuentas del estado de Puebla, esto para homologar al estado con las normas federales y garantizar verdaderas sanciones en contra de los responsables de manejar las finanzas.