Por Patricia Moreno Sánchez

En Puebla se realiza el Congreso infantil “Pido la Voz Puebla en el cual participan niños y niñas que representan a los 217 municipios del estado.
Los pequeños estarán reunidos por tres días, a través de diversas actividades presentarán cada uno sus ideas y propuestas para tratar de mejorar la problemática que enfrentan en sus comunidades y municipios y crear mejores ciudades.
En ese marco la señora Dinorah López de Gali, presidenta del Sistema DIF Estatal, afirmó que los niños no son ajenos a la problemática que se vive en sus entornos.
“La niñez no es ajena a lo que sucede en su entorno y en el país, sabemos que ustedes tienen la plana conciencia de lo que sucede a su alrededor e incuso tienen propuestas a distintos problemas sociales y ambientales. Por ello se abren estos espacios para su participación e involucrarlos en la construcción de su propio presente y futuro,”
Refirió que al igual que ella, su esposo el gobernador Antonio Gali, desean que los niños cuenten con espacios de participación como un derecho que se debe proteger y promover.
Dijo que en estos espacios, que se realizan en el marco del Sistema de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, con el apoyo de los menores surgirán propuestas que ayudaran a la construcción de una mejor sociedad, por lo que ofreció el apoyo del organismo para continuar procurando el bienestar de la infancia.
“A partir de ahora ustedes se convierten en promotores de desarrollo de sus siete regiones del estado. Estaremos pendientes de los resultados”
En el inició de este congreso, estuvo presente Alfredo Manrique, representante de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en una plática informal con los menores, refirió que hace solo 50 años surgió esta organización para trabajar por la Paz y la vigencia de los Derechos Humanos y solo hace 20 años se estableció que los niños tienen derechos.
Agregó que este congreso es muy importante a nivel nacional, con la participación de niños y niñas en la “ágora” para pensar, crear y soñar en ciudades más gratas.
Indico que con las propuestas de los niños ayudara a los adultos, a los gobiernos a encontrar las soluciones para mejorar nuestras ciudades en los diversos ámbitos, económico, de seguridad , social y ambiental.
“El gran grito que deben dar los niños, desde Puebla, se debe escuchar en todo el mundo”.
Dijo que las mejores propuestas, esta voz participarán en el congreso internacional, que se celebrará en febrero próximo en Indonesia, donde acudirán líderes de todo el mundo para escuchar la voz de los niños poblanos y de otros estados y países.
Por último José Antonio Quintana presidente de Coparmex, impulsor de este proyecto, refirió que se busca sembrar la semilla en los niños como pensadores urbanos para aportar y decidir qué cambios quieren en sus comunidades, en su calle, su barrio y en su escuela.