*De acuerdo a la STPS en el estado 245 mil 138 niños y jóvenes entre 5 y 17 años ya realizan alguna actividad productiva

*De estos el 62.7% dijo no percibir ingresos; 20.1% recibe al menos un salario mínimo, y el 17% mencionó percibir más de un salario mínimo

*En Puebla, únicamente 210 mil 440 niños y jóvenes se dedican al estudio

*Hoy se conmemora el Día Internacional contra el Trabajo Infantil

Sin duda, los niños y jóvenes representan una parte importante del total de la población. En México, hasta 2009, el INEGI contabilizó 28.2 millones de personas entre los 5 y 17 años de edad; y de esta cifra, 1.6 millones de localizó en Puebla.
De acuerdo a estas cifras, se proyectaría que al corto plazo Puebla goce de un importante número de profesionistas, egresados de las mejores universidades que puedan ofrecer una nueva imagen a las condiciones en que se nos encontramos. No será posible.
Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS), de 1.6 millones niños y jóvenes poblanos de entre 5 y 17 años de edad, 245 mil 138 ya desempeñan algún tipo de actividad productiva en el estado.
Es decir, al menos 1 de cada 10 personas en el estado dentro de ese rango de edad desempeña alguna actividad productiva; esto, a pesar de que la Ley Federal del Trabajo, prohíbe el trabajo infantil a menores de 14 años.
En el marco del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, establecido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el 2002, es notorio que un importante número de niños y jóvenes son explotados y forzados a desempeñar labores.
A esa edad, un niño debería de estar cursando su educación básica en México, o incluso ya un nivel medio superior de estudios, pero no es así. En Puebla, únicamente 210 mil 440 niños y jóvenes se dedican exclusivamente a los estudios.
Peor aún, de los 245 mil 138 menores ocupados en el estado, la tasa de inasistencia escolar es del 39.2 por ciento. Casi 4 de cada 10 niños y jóvenes que laboran no van a la escuela. El porcentaje es similar al nacional, del 39.6 por ciento.
Los niños y jóvenes del sexo masculino tienden a ser los más recurrentes para ser empleados a pesar de su corta edad. De acuerdo a la dependencia federal, 159 mil 265 de ellos se dedican a alguna actividad productiva en el estado; casi el doble de las mujeres.
Según la UNICEF, “la probabilidad de trabajo infantil entre los niños es mayor que entre las niñas porque ellos tienen más probabilidad de ser contratados para la actividad económica. Las contratadas para tareas domésticas son de manera abrumadora las niñas”.
Por otra parte y con la suma de ambos géneros, 100 mil 921 menores reportaron jornadas de trabajo a la semana por debajo de las 35 horas. No obstante, 84 mil 350 revelaron que no presentan un horario regular de trabajo, por tanto, su ingreso y salida es variable.
Aunque las jornadas trabajo suelen ser desiguales para los niños y jóvenes trabajadores en el estado, en materia de ingresos la situación se les presenta igual.
De los 245 mil 138 trabajadores menores que se reportaron en 2009 para Puebla, el 62.7 por ciento dijo no percibir ingresos; 20.1 por ciento dijo recibir al menos un salario mínimo, y el 17 por ciento mencionó percibir más de un salario mínimo.
Como dato, en el año en cuestión, la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) informó que el salario mínimo vigente para las zonas geográficas A, B y C era de 54.80, 53.26 y 51.95 pesos, respectivamente. A Puebla corresponde –como hasta ahora- el más bajo.
Pero qué tipo de ingresos se pueden otorgar a un menor de edad que en su mayoría no cuenta siquiera con sus estudios de secundaria terminados. En Puebla, del número de ocupados registrados hasta 2009, 46.2 por ciento no concluyó la secundaria.
Urge una reforma a la ley del trabajo para precisar cuál o cuáles deberán ser los castigos de quienes obliguen a menores de edad a trabajar o que accedan a otorgarles empleo; ya que estos aspectos violan los derechos de los niños.
EL 10% DE LOS NIÑOS POBLANOS SON PRODUCTIVOS ECONÓMICAMENTE
La Constitución Política y la ley prohíben el trabajo para menores de 14 años. A pesar de ello, en Puebla ,1 de cada 10 menores desempeñan alguna actividad productiva. Los responsables, las autoridades y los sectores productivos.
En abril pasado, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) hizo un llamado al gobierno federal para que a través del marco legal se impida que más niños se sumen a estas actividades. Asimismo, se requiere deducir los índices de pobreza del país.
De acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo, este problema de pobreza es lo que impulsa a las familias mexicanas a emplear a los menores de edad. Aun cuando la gran mayoría de ellos trabaja sin algún contrato o retribución fija.
México requiere de una reforma laboral, pues la Secretaría de Trabajo federal considera que con ello se facilitaría la erradicación del trabajo infantil en México, pues existen iniciativas que proponen tipificar como delito la contratación de menores de 14 años.
Del mismo modo, la dependencia federal reconoce que existen otras propuestas de los legisladores para sancionar a quienes otorguen empleo a menores de edad. Entre estas destacan la aplicación de multas que van de 250 a 5 mil veces el salario mínimo general.