Dulce Gómez

A unos días de que el regidor priista, Iván Galindo Castillejos, evidenció la intención del Gobierno Municipal por entregar más de 3 mil tinacos a la población en temporada electoral, el titular de la Secretaría de Desarrollo Social de esta ciudad, Alejandro Cortés Carrasco, negó tal declaración, no obstante, reconoció que el año pasado se donaron más 2 mil 900 “rotoplas” en zonas vulnerables.
En días pasados, Iván Galindo Castillejos acusó que el Ayuntamiento de Puebla entregaría alrededor de 3 mil tanques con un costo total de 6 millones de pesos.
En su momento, el integrante del Cuerpo Edilicio sentenció que la fracción del tricolor evitaría que la donación de estos rotoplas se convirtiera en propaganda electoral.
No obstante, en entrevista Cortés Carrasco argumentó que dicha donación de tanques ocurrió en 2017, aunque no especificó montos.
“Todo surgió porque en la comisión de Presupuesto y Hacienda Pública salió un pago por este concepto en el mes de diciembre, por eso asumieron que fue en 2018, pero ya se entregaron en zonas de atención prioritaria. Algunos aprovecharon para hacer unas declaraciones más de tipo político y no son tiempos para hacer esto”, indicó.
Por lo anterior, el secretario dejó en claro que para este 2018 no habrá ningún programa de entrega de tanques de agua.
“Ya se entregaron en 2017 conforme a reglas de operación, en zonas prioritarias para personas que acreditan situación de pobreza. No son tiempos para la entrega”, finalizó.