Marco Fierro

 

 

El Secretario de Infraestructura del Municipio, José Israel Román Romano, reto a regidores de Morena, al señalar que no cederá a presiones o caprichos de los cabildantes que conforman el G5 y que lo acusaron de nepotismo.

En entrevista, el funcionario municipal negó que su hermana Jacqueline Román Romano y su tío Benigno Román Romano hayan entrado a la administración que encabeza Claudia Rivera Vivanco por recomendación suya.

Y es que reveló que los regidores se molestaron y se sintieron agredidos, así como se encapricharon porque exigieron que se les atendieran (si o si) a algunas solicitudes que realizaron a la dependencia: “La gente se puede molestar cuando no atiendes de manera muy particular algunas solicitudes y se encaprichan, pero nosotros tenemos prioridades qué atender en la ciudad”, precisó

Román Romano manifestó que sus dos familiares fueron contratados por la alcaldesa debido a sus capacidades y experiencia, para lo cual no fue necesario hacer recomendaciones personales, pues fue decisión de Claudia Rivera Vivanco.

“En ambos casos, sus currículum los respalda, su trabajo y trayectoria, en ningún momento hubo influyentísimo y la decisión fue única y exclusiva de la presidenta municipal contratarlos”, dijo.

Finalmente, mencionó que a su dependencia  solo le corresponde atender las necesidades que hay en la ciudad y  no ceder a este tipo de presiones que realizan los regidores que conforman el G5.