Por Jesús Lemus/Puebla

El delegado del IMSS, Enrique Doger Guerrero, rechazó que tenga amarrada la candidatura del PRI al gobierno del estado de Puebla en 2018, a raíz de que la priista Blanca Alcalá Ruiz se irá a Colombia como embajadora y porque también quedó fuera el método de consulta a la base que pidió el Sub secretario de la SEDATU, Juan Carlos Lastiri Quirós, como mecanismo para designar al abanderado a Casa Puebla.
En entrevista, sentenció que esperará los tiempos electorales para tomar una definición sobre sus aspiraciones políticas, aunque dejó en claro que sí está interesado en competir por dicho cargo de representación popular en las votaciones del otro año.
Doger Guerrero puntualizó que el PRI ha demostrado ser un partido competitivo y; prueba de ello, fueron los recientes cambios que se hicieron a los estatutos del instituto tricolor en la asamblea nacional, donde se acordó la participación de ciudadanos como candidatos rumbo al 2018.
“El escenario siempre va ser competido y lo mas importante es un buen proyecto político, cuando digo un buen proyecto, me refiero a uno donde se incluya a la ciudadanía para que opine sobre las problemáticas que urgen resolverse por el siguiente gobierno”, mencionó.
Cabe señalar que su declaración se desprende, después de la reunión que tuvo con algunos representantes de los medios de comunicación en un restaurante de la ciudad de Puebla.