Por Jesús Lemus/Puebla

Quien fuera diputado federal del PRI, Enrique Doger Guerrero, rechazó que sienta alguna desventaja ante otros priistas que tienen cargos para obtener la candidatura del partido y competir por la gubernatura de Puebla en 2016.
Señaló que no importa la trinchera en la que se encuentre; por lo tanto, siempre estará en la mejor disposición de hacer política en el territorio poblano.
Consideró primordial que haya apertura y diálogo de todos los militantes, principalmente de aquellos que han levantado la mano para obtener la candidatura del partido, con la finalidad de recuperar Casa Puebla que se perdió en 2010.
Mencionó que en su momento se dará la reunión entre la dirigencia nacional del PRI con el resto de los aspirantes, donde lo más importante es establecer los ejes que se usarán en la campaña del otro año.
Asimismo, evitó decir si los delegados federales están utilizando eventos públicos para posicionar su imagen rumbo a la elección de 2016, al referir que todos tienen una tarea que cumplir ante la ciudadanía.
“Tenemos trayectoria, hay importantes compañeros de fueron diputados locales, hoy son senadoras, líderes de partido, tenemos capacidad y yo lo dije, con o sin cargo seguiré en mi labor que es hacer política”.