• Titular de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, rinde su Primer Informe con la presencia del gobernador Miguel Barbosa

 

 

Por Jesús Lemus/Puebla

 

El Congreso del Estado se caracteriza por dar pasos que garanticen la transformación de Puebla, donde se aceptan las diferencias políticas y se privilegian los acuerdos, además del debate para concretar diversas reformas, afirmó el titular de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, Gabriel Biestro Medinilla.

Lo anterior se desprende después de emitir su primer informe de labores al frente del Poder Legislativo, donde llegó el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, el titular del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), Héctor Sánchez Sánchez, además de rectores de universidades.

El también coordinador de los diputados locales de Morena, señaló que la LX Legislatura vio transitar a cuatro gobernadores, además de ser los responsables de elegir un gobernador interino mientras se repetían las elecciones de junio.

Destacó que también se acabaron con los privilegios de anteriores legislaturas; es decir, se eliminó el cochinito legislativo de 41 millones de pesos, además de cancelar el pago de vales de gasolina, telefonía celular y viáticos que solo servían para que los diputados hicieran turismo.

Resaltó que durante un año de trabajo, van 562 iniciativas propuestas de ley de trabajo, además de 338 reuniones en comisiones y comités que integran el Poder Legislativo.

Entre las principales iniciativas que se avalaron se encuentran: la prohibición de plásticos en 2021, reforma al Código Penal para tipificar el ciberacoso, permitir que Juntas Auxiliares tengan el Registro Civil, que cabildos elijan a los ediles suplentes, mejores condiciones para los adultos mayores, ley de mejora regulatoria, entre otros temas.

Dijo que los anteriores inquilinos del Congreso de Puebla dejaron en condiciones pésimas las instalaciones del Poder Legislativo, además de que se caracterizaron por violar derechos laborales del personal de limpieza.

También destacó que el Congreso de Puebla se enfrentó a 11 vetos de diversas reformas.