• No hay motivos que justifiquen la violencia política

 

 

Por Patricia Moreno Sánchez

 

 “Tengo viva la esperanza que pronto vendrá la calma y que en Puebla no se quedará a vivir la  intolerancia y egoísmo político”,  señaló el gobernador José Antonio Gali  Fayad, al rendir su último informe de Resultados.

 Tras un balance de las acciones de 22 meses de gobierno,  en su mensaje el mandatario estatal lamentó que en la entidad, la coyuntura electoral esté sembrando la intolerancia por la garra de la pasión descontrolada de algunos actores políticos”, afirmó.

Destacó que Puebla es más grande que cualquier interés político, donde “caben” todas las posturas e ideologías.

Agregó que Puebla necesita momentos de serenidad para decidir sobre su devenir y reflexionar sobre el destino de todos los poblanos.

“La política es la ciencia para conciliar intereses y superar divergencias sociales, y resolver contradicciones. Negarse a dialogar es negarle a Puebla cualquier posibilidad de progreso”.

Por lo que invito a los diversos actores políticos a manejarse con responsabilidad y los convocó a disculparse con la sociedad y corregir su actuación.

 

 Sin mencionar nombres pero en alusión a quienes han generado violencia en la legislatura local y que han sido responsables de bloqueos de transportistas,  Gali Fayad convocó a disculparse con la sociedad por su actuar.

  “Y respetando mi investidura no responderé a las agresiones, porque como gobernante mi responsabilidad es actuar en favor de la reconciliación y la armonía entre todos los poblanos, eso pido el día de hoy”, agregó

Por último, en este escenario deseó éxito y dio su respaldo a Martha Erika Alonso, gobernadora electa ante los retos que tendrá que enfrentar con la definición del fallo del Tribunal Electoral sobre la elección del 1 de  julio.