En cumplimiento a los artículos 7 fracción II, 40, 52 y 66 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas, la Gobernadora Martha Erika Alonso, a través de la Secretaría de la Contraloría instruyó lo siguiente:

 

  • Los servidores públicos deberán abstenerse de exigir, aceptar u obtener cualquier tipo de regalo, obsequio o dádiva con motivo de sus funciones.

 

  • Los regalos que reciban tendrán que ser remitidos al Sistema Estatal DIF, instancia que realizará una subasta para recaudar fondos para los programas a su cargo, tales como “Beca un Niño Indígena”.