• De acuerdo con estudios de exploración y papanicolau realizados de manera gratuita y rutinaria el 10 por ciento presenta lesiones de alto grado
Los cambios en los patrones de conducta sexual en los jóvenes, el aumento en el uso de anticonceptivos y el inicio de actividad sexual a edad más temprana, entre otros factores, ocasionan un aumento en la incidencia de enfermedades de transmisión sexual (ETS) reconoció Marina López Vázquez, Ginecóloga del Hospital Universitario de Puebla..
En entrevista, indicó que dicho incremento está relacionado tanto a ETS clásicas, como a procesos infecciosos no identificados previamente como el Virus del Papiloma Humano y enfermedades vulvares, entre las que existen múltiples clasificaciones.
“El VPH puede presentar hasta 180 cepas diferentes, de las cuales sólo dos, la 16 y la 12, son causantes de cáncer cervicouterino, mientras que la 6 y la 11 son predisponentes de verrugas genitales, se registra con mayor frecuencia en mujeres durante la perimenopausia o menopausia”, indicó.
“Las enfermedades vulvares pueden ser clasificadas como infecciones generales, ETS, dermatosis, alteraciones de la pigmentación, alteraciones epiteliales, tumores benignos, procesos de tipo tumoral, tumores invasivos, entre otras. De acuerdo con la literatura, el 40 por ciento de las mujeres presenta patología vulvar asociada al VPH”, señaló.
En este sentido, consideró que pareciera que existe un retroceso, con relación al cuidado de la salud, pues a pesar de que cada día hay una mayor información y facilidad de acceso a métodos de prevención con apoyo del sector salud, los casos de enfermedades de transmisión sexual e incluso los embarazos a temprana edad van en aumento.
”Decuerdo con estudios de exploración y papanicolau realizados de manera gratuita y rutinaria, de un promedio de 200 mujeres, el 10 por ciento presenta lesiones de alto grado”, reconoció.
Agregó que es necesario insistir en una educación para la prevención primaria, por lo que recomendó a las mujeres de todas las edades asistir a consulta médica y no automedicarse en caso de tener algún tipo de infección, debido a que se puede complicar. Con relación al uso de tratamientos recomendados en anuncios publicitarios comentó que para cada tipo de enfermedad existe un tratamiento específico.
“La vagina es una zona altamente contaminada, donde existen millones de bacterias por gramo de secreción en condiciones normales, por lo que si existiese un aumento fuera de lo normal y no se trata de manera adecuada, se pueden fortalecer esas bacterias”