• Mejores datos a través de la “generación de conocimiento, propuestas y acciones concretas pide directora del Instituto de Física Lilia Meza

Por Diego Armando Cuautle

La participación de la mujer en la ciencia es importante y para que los números de esta presencia se incrementen, es necesario que las investigadoras estén en contacto con las estudiantes para que constaten que es posible realizar investigación, señaló Lilia Meza Montes, del Instituto de Física de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).
Lo anterior durante su participación en la mesa “Acciones propositivas en ciencia y género” del XXIV Coloquio Internacional de Estudios de Género donde también expusieron sus ideas investigadoras de otras instituciones de educación superior en el país.
Añadió que desde su perspectiva es necesario contar también con más y mejores datos a través de la “generación de conocimiento, propuestas y acciones concretas, debemos seguir trabajando en medidas que reconozcan estas situaciones, como la que ya hemos comenzado a impulsar: otorgar licencias por maternidad para estudiantes de posgrado, ya que en estas etapas es cuando las mujeres tienden a considerar embarazarse.
Durante su intervención, la también integrante de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) indicó que la Red Conacyt de Ciencia, Tecnología y Género, agrupación es reconocida por el Conacyt desde 2014, que aglutina a 56 investigadoras de 25 instituciones ubicadas en 12 estados de la República.
“Contamos con ocho grupos de trabajo con tres ejes: investigación, formación y generación de propuestas políticas públicas para impulsar la inserción de más mujeres a las áreas de investigación y de las ciencias que ha sido en los últimos años favorable a lo que estamos buscando aunque aún falta mucho por trabajar”, indicó.
Cabe señalar que Meza Montes es la primera mujer en obtener el título de doctorado en la BUAP y adelantó que como parte de un proyecto del Consejo Internacional de Uniones Científicas (ICSU, sus siglas en inglés), la Red y otras sociedades a nivel mundial de biología, matemáticas, física y otras, como la UNESCO, trabajarán con base en tres objetivos.
El primero es elaborar una encuesta global conjunta para detectar la situación en que desarrollan su trabajo jóvenes e investigadores (hombres y mujeres); realizar un estudio de patrones de publicación (con perspectiva de género); y crear un banco de propuestas y materiales que sirvan a niños, jóvenes, padres y organizaciones.