Al participar ayer en la Sesión Plenaria de la Cuarta Cumbre de Seguridad Nuclear que se llevó a cabo en el Centro de Convenciones Walter E. Washington, el Presidente Enrique Peña Nieto aseguró que “México reafirma su compromiso y se adhiere al esfuerzo global por preservar la seguridad de todos los materiales nucleares y radioactivos, especialmente de aquellos que pudieran tener un uso bélico o terrorista”.

Asimismo dijo que “México comparte la preocupación mundial por la amenaza del terrorismo nuclear, y expresa su decidido compromiso por evitar que el material nuclear y radiológico llegue a manos de agentes no-estatales y pueda ser usado con fines destructivos”.

El Titular del Ejecutivo subrayó que México considera que para alcanzar la seguridad nuclear no basta con evitar el desvío de materiales nucleares por parte de grupos terroristas; es necesario también un renovado compromiso de los países con el desarme nuclear.

Reiteró que “México ha expresado, y seguirá expresando, su rechazo categórico al uso, desarrollo, e incluso a la amenaza de utilización de armas nucleares”.

Enfatizó que “la sola amenaza de este tipo de armas, por parte de cualquier actor, genera incertidumbre, tensión y riesgos que nos alejan de la paz mundial”.

El Presidente Peña Nieto resaltó que “es tiempo de cambiar nuestra visión sobre el futuro de la humanidad”, y recordó las palabras de Mahatma Gandhi: “No hay camino para la paz, la paz es el camino”.

Recordó que nuestro país impulsó hace casi 50 años el Tratado para la Proscripción de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe, y que con ello esta región se convirtió en la primera Zona Libre de Armas Nucleares en un espacio densamente poblado.

Resaltó que históricamente México ha sido un promotor incansable de la paz mundial, así como de la no proliferación de armas nucleares.

Señaló que la seguridad nuclear es un tema de la mayor relevancia para el mundo de hoy y de mañana; es un desafío que nos compromete a todos.

En ese contexto, subrayó que con cuatro ediciones en seis años, esta Cumbre ha logrado reposicionar el tema de la seguridad nuclear en las agendas políticas globales, regionales y nacionales.

Ante Jefes de Estado y de Gobierno de naciones de todas las regiones del mundo, el Mandatario mexicano expresó su reconocimiento al Presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, por convocar a esta Cumbre.

“Esta iniciativa será recordada por su capacidad para convocar y movilizar a la comunidad internacional a hacer frente a la amenaza nuclear de nuestro tiempo. Sin duda, la Cumbre de Seguridad Nuclear y sus acuerdos formarán parte del gran legado de la administración del Presidente Barack Obama”, destacó.