• Alfonso Navarrete destacó la importancia de una cooperación bilateral en este tema

El gobierno federal respondió a los cuestionamientos del presiente de Estados Unidos Donald Trump, indicando que si frenar el tráfico de armas y dinero hacia México, “el descenso dramático de los homicidios dolosos se vería casi de inmediato”.

Así lo planteo el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida al contestar a lo dicho por Trump quien planteó la necesidad de construir un muro en su frontera sur con territorio mexicano debido a un aumento en los homicidios en México.

En conferencia de medios, Navarrete Prida dijo: “Yo concuerdo en que hay que blindar las fronteras y sobre todo su frontera para que no ingresen armas a México, ni dinero en efectivo. Si blindaran la frontera los EU, el descenso drástico de los homicidios dolosos se vería de inmediato. La principal fuente de abastecimiento son armas ilegales que han entrado al País y con dinero”.

El encargado de la política interna del país, asevero que durante la reunión que tuvo el fin de semana con la secretaria de Seguridad Interior estadunidense, Kirstjen Nielsen, le dejó claro que no hay un punto de inflexión en este tema.

Explico que no hay punto de inflexión alguno, no hay decisión, si ellos no ayudan y cooperan claramente a ver el asunto más allá de la segunda enmienda, si no dejan de verlo bajo la segunda enmienda y sí lo ven como un asunto de seguridad fronteriza va a ser muy difícil que podamos contener de manera coordinada los fenómenos de crecimiento de delincuencia organizada.

Por ello, mando un exhortó al gobierno de Estados Unidos hacer públicos los datos sobre el avance en el combate al tráfico de armas y dinero, así como nosotros lo hacemos, recalcando que si bien entre ambas naciones han diferendos, también hay acuerdo.

“Ha habido presión de parte de ellos para que frenemos el fenómeno de la migración que traviesa por nuestro país en busca de llegar a Estados Unidos, pero no vamos a actuar arbitrariamente… no lo vamos a hacer, ha subido de tono nuestras exigencias hacia ellos para frenar el tráfico de armas”, dijo el funcionario federal.