• El conductor de un vehículo tipo Bora la embistió, el hombre escapó, pero dejó abandonada su unidad.
• La ambulancia tardó más de una hora en llegar, eso molestó mucho a las personas que fueron testigos.

Odilón Larios Nava. – La mañana de este lunes murió atropellada frente al mercado Zapata una mujer de 54 años la cual laboraba para el servicio de limpia de la ciudad. Llevaba 20 años trabajando como “Naranjita”.
Antes de las siete de la mañana fue cuando la mujer estaba barriendo y un automovilista perdió el control de su Bora negro y la embistió a la altura del estacionamiento ubicado en la avenida Bugambilias casi esquina con Huele de Noche, esto es frente al mercado Zapata.
Hasta el lugar llegaron los hijos de esta mujer que la identificaron como Cleotilde Ramírez Pedraza, de 55 años, a la cual por alguna razón los empleados del mercado Zapata la conocían como Doña Rosa. Esta mujer llevaba 20 años laborando en el servicio de limpia del ayuntamiento.
El mortal percance ocurrió este lunes poco antes de las siete de la mañana en el punto antes señalado, justo a la entrada de uno de los estacionamientos. Según testigos un conductor de un Volkswagen, tipo Bora, color negro, con placas de circulación de la Ciudad de México, perdió el control se trepó a la banqueta y así atropelló a la quincuagenaria pasando los neumáticos por encima de su cuerpo.
El responsable escapó a pie y dejó en el lugar su vehículo, la unidad después fue asegurada por personal de peritos de la ciudad de Puebla.
Este caso causó molestia entre los testigos pues aseguran que la ambulancia 215 de SUMA tardó en llegar más de una hora, por lo que a su arribo los paramédicos poco pudieron hacer por la fémina.
Los testigos indicaron que la mujer estuvo consciente cerca de media hora después del atropellamiento, incluso llamaron a sus familiares y algunos de ellos llegaron al lugar donde la m mujer pudo despedirse de ellos, todo esto antes de que llegara la ambulancia.
Peritos del municipio de Puebla realizaron el levantamiento del cadáver y aseguraron el Bora. El caso lo remitieron ante el Ministerio Público para que realizara las investigaciones de ley.