Por Jesús Lemus/Puebla

El presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) del PRI, Jorge Estefan Chidiac, sentenció que no le temblará la mano para que se respeten los estatutos del partido sobre los procesos internos que se llevarán a cabo para elegir a los candidatos a los diversos cargos de representación popular en 2018, al tiempo de precisar que él no será “árbitro y jugador”.
Así lo dijo después de la estrategia del sub secretario de la SEDATU, Juan Carlos Lastiri Quirós, para reunir 500 mil firmas, que tiene como finalidad aplicar una consulta a la base en la selección del candidato a gobernador del estado de Puebla.
Aclaró que en este caso en particular, estará vigilante que no haya desviación de recursos públicos una vez que Lastiri Quirós es funcionario federal y podrían existir malas interpretaciones respecto a que usa su cargo público para promocionarse rumbo a las elecciones de 2018.
Estefan Chidiac mencionó que todos son libres para trabajar en sus aspiraciones, pero insistió que no le temblará la mano para que se respeten los estatutos del partido sobre la selección de candidatos a un cargo público para el otro año.
“Hay que ser honestos, el partido ha sido imparcial, yo no me inclino ni por uno, ni por otro. No se pongan nerviosos, porque no seré arbitro y jugador, soy de los pocos que cuando dice algo lo cumple sin problema, mi tarea es garantizar la unidad dentro del partido”, mencionó.
El dirigente del Comité Directivo Estatal del PRI, consideró que primero se elegirá al abanderado a la Presidencia de México en 2018, para después ir en cascada en todos los estados para la selección de los abanderados al gobierno estatal y el resto de los diversos cargos públicos.