* “El propósito es que México se va a convertir en una potencia y que va a cambiar la correlación de fuerza, nadie nos va a estar amenazando”, sostuvo durante su intervención

Ante ingenieros de todo el País, Andrés Manuel López Obrador, virtual presidente electo, aseguró que México se convertirá en una potencia y así nadie amenazará al País con cerrar fronteras o construir muros.

“Nadie nos va a estar amenazando con que nos van a cerrar las fronteras, que se van a militarizar las fronteras o se va a construir un muro en la frontera, porque vamos a crecer en México, va a haber trabajo en nuestro País, para eso todos los proyectos”, sostuvo.

En un largo discurso en el que resaltó 12 prioridades de su gobierno con el sector de la ingeniería, sostuvo que el propósito del próximo gobierno será convertirse en una potencia y cambiar la correlación de fuerzas.

“El propósito es que México se va a convertir en una potencia y que va a cambiar la correlación de fuerza, nadie nos va a estar amenazando de que nos van a cerrar las fronteras o que se va a militarizar la frontera, que se va a construir un muro”, sostuvo durante su intervención.

El candidato ganador de la elección presidencial, valoró la madurez política de “quienes no votaron por nosotros”, la cual se ha reconocido en el mundo.

Al reunirse con ingenieros civiles, López Obrador reiteró su propuesta de impulsar 25 proyectos prioritarios, incluyendo terminar programas que están hoy en marcha, como el tren a Toluca y los 52 hospitales que están inconclusos.

López Obrador señaló que existen varias obras sin terminar en el país, las cuales no será posible concluir en un año, pero se irán concretando a lo largo del sexenio.

Se refirió a sus 25 proyectos de desarrollo que enunció de manera genérica y se detuvo en algunos que son importantes por la participación que implica para los ingenieros en el país.

Entre ellos, destacó el proyecto del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), en cuya evaluación técnica pidió que participen de manera gratuita los ingenieros del país, a lo que ellos accedieron.

Recordó que el próximo 15 de agosto se presentará un primer documento elaborado, entre otros, por los ingenieros Javier Jiménez Espriú, futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, y José María Riobóo, contratista que participó en la obra de los segundos pisos del Periférico, en donde se incluirán las tres opciones principales.

Esto es, continuar con la obra del nuevo aeropuerto que ya se inició, construir dos nuevas pistas en la Base Aérea de Santa Lucía, o bien concesionar la obra del aeropuerto que se construye en Texcoco para que no haya inversión pública.

Una vez que los ingenieros del país emitan su opinión técnica, ésta se someterá a consulta pública que podría ser a través de mesas colocadas en plazas públicas, pero en todo caso “con la intención de que se tome una decisión estrictamente de carácter técnico y no político”.