JUICIO
MAURO GONZÁLEZ RIVERA

A tres semanas de que aparezca la convocatoria que de paso a la inscripción de los candidatos a presidir el Comité Ejecutivo Nacional de la Confederación Nacional Campesina, salvo que se de la determinación de candidato único o de unidad, en la opinión de quienes viven de cerca el procedimiento, el guerrerense GUSTAVO NABOR OJEDA DELGADO, encabeza la lista al considerarlo como el de mayores probabilidades, trayectoria, capacidad y experiencia para asumir el cargo, además de que ha propiciado un acercamiento verdadero de quienes están de acuerdo en la reunificación de la organización mayoritaria de los hombres y mujeres del campo mexicano.

Desde luego que en sus justas aspiraciones por alcanzar el liderazgo, se encuentran el director general de DICONSA, HÉCTOR VELASCO MONROY, del estado de México, desde muy joven miembro del grupo Atlacomulco y cercano en el afecto del presidente ENRIQUE PEÑA NIETO. Cuenta con experiencia política administrativa y con el liderazgo que tuvo como dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos del Estado de México.

Destaca de la misma manera por su naturaleza política el Hidalguense, JORGE ANTONIO ROJO DE ALBA, nieto del que fuera gobernador del estado de Hidalgo (1937-1940); regente del Distrito Federal (1940-1946) y gobernador del territorio de Quintana Roó (1967-1970), JAVIER ROJO GÓMEZ, e hijo del también gobernador de ese estado, JORGE ROJO LUGO. Dígase si no hay raigambre histórico y político en este personajes ligado al parentesco de otros mandatarios como José Lugo Guerrero, Bartolome Vargas Lugo, Adolfo Lugo Verduzco y Humberto Lugo Gil. .

Cuenta con larga trayectoria en su vida pública en el estado y ha sido en su momento Secreetario de Agricultura y dewsarrollo Rural, delegado en varios estados del CEN del PRI. Es abogado y cuenta con dos maestrías.

Y uno más de los que piensan en la presidencia del máximo organismo campesino es nada menos que el senador nayarita MANUEL HUMBERTO COTA JIMÉNEZ, quien es el “delfin” del actual presidente de la CNC, Senador de la República, GERARDO SÁNCHEZ GARCÍA.

Estuvo ayer de visita en Puebla para charlar con algunos amigos el líder campesino de la llamada “la otra CNC”, GUSTAVO NABOR OJEDA DELGADO, quien vino acompañado de colaboradores cercanos como el poblano JOSÉ LUIS TREJO MÁRQUEZ y el veracruzano ABENAMAR SÁNCHEZ, contando con la presencia de sus amigos los ex dirigentes campesinos del estado y ex diputados del sector, Saúl Coronel Aguirre, José Luis Cesatti Hernández y Fidencio Romero Tobón, exceptuando a Cecilia Hernández Ríos y Wenceslao Herrera Coyac, también ex legisladores, quienes por causas de fuerza mayor no pudieron asistir.

Presente igualmente el doctor Heriberto Alarcón Hernández, profundo conocedor y crítico de la problemática del campo, quien aportó en esa charla informal algunos temas de corte nacional e internacional; estuvo el dirigente de algunas juntas auxiliares del municipio de Puebla, Daniel Méndez. Charló OJEDA DELGADO por más de dos horas con sus amigos columnistas en relación al tema que conoce desde que contaba con 17 años y que hoy a sus 67 de edad, asegura tener la fortaleza para poder estar al frente de la organización cenecista de la que dice contar con el 70 por ciento de apoyo para lograr la reunificación y emprender así junto con el gobierno federal las tareas que permitan llevar adelante los programas de bienestar al campo y reinvindicar a sector tan importante.

Reconoció el campesino que programas como el de fertilizantes (FERTIMEX) y el de dotar de semillas al campo (PRONASE), amén de otros, son necesarios actualmente para mejorar las condiciones de vida del hombre del campo mexicano, que sigue sufriendo explotación y maltrato. Finalmente dijo que será el Congreso Nacional a celebrarse en la ciudad de México los días 27 y 28 de agosto, el que decida el nuevo rumbo de la Confederación Nacional Campesina.

SE ABRE EN EL IMSS LA OPORTUNIDAD DE INCORPORARSE AL RÉGIMEN VOLUNTARIO
La incorporación al régimen voluntario de grupos y personas con actividades económicas diversas, constituye la gran oportunidad de recibir los beneficios que ofrece la seguridad social. Así lo señaló RODOLFO REYES CORIA, delegado del IMSS en Puebla. Agregó que se pueden incorporar, los trabajadores de industrias familiares, profesionistas independientes, comerciantes en pequeño, artesanos y demás trabajadores no asalariados.
Igualmente pueden hacerlos los ejidatarios, comuneros, colonos y pequeños propietarios, así como los trabajadores de las administraciones públicas federales, estatales y locales. REYES CORIA reiteró que la incorporación podrá ser individual o colectiva, mediante celebración de convenio con el IMSS.
También se tiene el derecho a continuar voluntariamente, si el asegurado tiene un mínimo de cincuenta y dos cotizaciones acreditadas en el régimen obligatorio, en los últimos cinco años. En esta modalidad, el trabajador, al ser dado de baja, podrá continuar en los seguros conjuntos de invalidez y vida, así como de retiro, cesantía en edad avanzada y vejez, debiendo quedar inscrito con el último salario superior que tenía en el momento de la baja.
Los trámites se deben hacer en la subdelegación más cercana, cubriendo las cuotas que le correspondan de manera presencial para quien obtenga sus ingresos de forma personal y que no cuente con trabajadores a su cargo. En forma individual el asegurado firma su aviso de inscripción, además de contestar un cuestionario junto con sus beneficiarios. Expresó que la formalización del empleo es una política nacional establecida por el presidente ENRIQUE PEÑA NIETO y que la instrucción del director general del IMSS, JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ ANAYA, es realizar las gestiones necesarias en las delegaciones del país para incorporar al régimen de seguridad social al mayor número de trabajadores y sus familias.
Finalmente recalcó que la incorporación se paga anualmente de manera anticipada y la renovación debe realizarse 30 días antes de la fecha de vencimiento.