+ Inaugura rehabilitación de carretera en la Mixteca

“Anticipo un año difícil”, dijo el gobernador Rafael Moreno Valle a la víspera de la presentación del paquete económico ante el Congreso de la Unión por parte del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y tras advertir que habrá mayor austeridad y que continuará la política de “apretarse el cinturón”.
Moreno Valle, consideró dos temas: deuda extranjera y el pago de pensiones y jubilaciones, como los factores que obligarán a reasignar al menor 150 mil millones de pesos lo cual disminuirá recursos para gastos y ejecución de obras para el año entrante.
Para el caso de Puebla, confió que con el trabajo de los diputados federales se logren recursos importantes para que la próxima administración estatal que estará encabezada por Tony Gali, cuente con una partida suficiente que le permita sacar los compromisos en su primer año de gestión.
Fue entonces cuando anticipó que será un año difícil, más allá de quien esté, “pero cuando la cobija no alcanza se necesitan hacer esfuerzos para cumplir con los compromisos”, insistió.
CAMBIOS
Durante entrevista en medio de una gira por el municipio de Albino Zeruche, uno de los más pequeños del Estado y más distantes de la capital, limítrofe con Guerrero, el gobernador se refirió también a la llegada de José Antonio Meade como secretario de Hacienda; en ese sentido respaldó la determinación del presidente Enrique Peña Nieto, pues no era fácil hallar a quién en este momento pudiera hacer frente a la situación económica del país y no mandar señales negativas al mercado.
Tras reconocer el trabajo del ahora ex titular de la SHJCP Luis Videgaray, el gobernador indicó que el presidente Peña Nieto está buscando dar continuidad a la política económica y no podía dejarla en mejores manos.