• Se descartó que haya sido asesinado a golpes como pensaba la familia.
• La Fiscalía investiga el caso porque se le encontraron dos carrujos de marihuana.

Odilón Larios Nava.- El hombre que falleció en una de las bancas del Parque de las Letras, según los resultados de la necropsia, falleció a causa de un infarto, por lo que quedó completamente descartado que haya sido asesinado como pensaba la familia. Si bien el cuerpo presentaba unos raspones y marcas de golpes pasados, ninguno de ellos pudo causarle la muerte.
Aunque la muerte fue por causas naturales, la Fiscalía General del Estado (FGE) investiga el caso, pues el hoy occiso de nombre Raymundo H. L., de 60 años de edad, presumiblemente se dedicaba al narcomenudeo. Las autoridades hallaron ocultos entre sus ropas dos envoltorios de marihuana.
Durante las diligencias del levantamiento del cadáver se encontraron, ocultos entre las ropas del finado, dos carrujos de hierba verde con las características propias de la marihuana. Es por ello que se iniciaron las investigaciones del caso.
Cabe señalar que por la tarde del pasado jueves, este hombre comenzó a sentirse mal en el Parque de las Letras, y quedó recostado en una de las bancas del sitio. Los testigos llamaron a los paramédicos y aunque éstos lo revisaron no fue posible salvarle la vida.
Hay que recordar que en la edición anterior se mencionó que los familiares que acudieron al lugar, pensaron que el hombre había sido asesinado, pues según ellos el cuerpo presentaba huellas de violencia, como golpes.
Fuentes consultadas indicaron que el cadáver presentaba algunas lesiones y leves golpes, al parecer producto de alguna caída, pues el hombre era alcohólico, pero ninguno de esos leves golpes pudo causarle la muerte, lo que lo mató fue un infarto, se conoció después de que se practicara la necropsia de ley.
Lo anterior consta dentro de las actuaciones ministeriales dentro de la carpeta de investigación 12609 de la Zona Centro.