• Era el primero en llegar a los baños Monserrat en la colonia 16 de Septiembre, donde murió al parecer a causa de un infarto.

Odilón Larios Nava.- Don Ernesto, o el señor de los limones, como le conocían los vecinos de la colonia 16 de Septiembre Sur, era el primero en llegar todos los días a las seis de la mañana para tomar su baño de vapor. Este domingo no fue la excepción, sólo que esta ocasión ya no salió del lugar. Se presume que la muerte lo alcanzó en forma de infarto, la segunda persona en llegar a los baños lo halló en el área general y avisó a los trabajadores.
Se trata de un hombre al que los vecinos conocían como Don Ernesto o “el señor de los limones” esto último porque tenía en su casa un árbol de limones. Las autoridades lo identificaron posteriormente como José Ernesto Hernández Vargas.
Este domingo por la mañana el 066 recibió una llamada de auxilio que indicaba que en el interior de los baños públicos ubicados en el número 9906 de la avenida ejido, de la mencionada colonia, un hombre estaba muerto.
Llegaron al lugar los técnicos en urgencias médicas de Cruz Roja a bordo de la ambulancia 289, quienes confirmaron, después de revisar al masculino, que no presentaba signos vitales.
El sitio quedó bajo resguardo de la policía preventiva. Luego llego el personal de la Agencia del Ministerio Público Especializada en Investigación de Homicidios y efectuó las diligencias del levantamiento del cadáver, e inició la constancia de hechos correspondiente.
Los vecinos confirmaron que la familia del hoy occiso vive en México y que ya le habían dado aviso, para que acuda a reclamar los restos de su ser querido.