Por Patricia Moreno Sánchez

La empresa Volkswagen de México aclaró que por un proceso administrativo, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) aplicó una multa superior a los 168 millones de pesos que impuso por vender 45 mil unidades 2016 sin contar con permisos ambientales, se debió a un “proceso administrativo.
A través de un comunicado, se explicó que de forma no intencional fue llevado este proceso administrativo a destiempo dentro de la empresa.

Asimismo, aseguró que todos los vehículos que se comercializan actualmente en nuestro país y que se vendieron en el pasado “cumplen con los valores requeridos en la normatividad vigente en materia ambiental”. Por lo que reitera su disponibilidad al cumplimiento de la reglamentación y normatividad del marco legal vigente.

en el comunicado, se lee textualmente “Volkswagen de México informa que actualmente todos los vehículos año modelo 2016 de las marcas del Grupo Volkswagen comercializados en México, cuentan con el Certificado Ambiental NOM de Cumplimiento Ambiental de las NOM-042-SEMARNAT-2003 y NOM-079-SEMARNAT-1994”.

Se detalló que la compañía ya fue notificada a través de un oficio, en torno a la sanción impuesta por la PROFEPA.

Por último dijo que la dependencia federal, verificó y dictaminó dicha sanción, al encontrar que algunos vehículos del año modelo 2016 se comercializaron, hasta octubre 2015, sin haber obtenido previamente el Certificado NOM de Cumplimiento Ambiental de las normas NOM-042-SEMARNAT-2003 y NOM-079-SEMARNAT-1994.