• Su esposo la llevó al hospital, pero horas después pereció.

Odilón Larios Nava.- Una mujer decidió terminar con su vida ingiriendo una cantidad significativa de herbicida. Fue su esposo quien la encontró tendida en su cuarto al no responderle mientras éste se bañaba.
El hombre se encontraba ja bañando y le pidió un rastrillo, pero la mujer nunca contesto, por lo que salió de inmediato y descubrió la trágica escena, de inmediato la llevó a un hospital de Acatzingo donde finalmente murió.
La mujer fue identificada como Rosa Isela Machorro Coto, de 18 años de edad. La fémina pereció en el Hospital Integral de Acatzingo.
El hombre dijo a los agentes estatales de investigación que él ingresó a bañarse, y entonces pidió su mujer que le acercara un rastrillo, pero ésta no respondió. Después al ir él mismo por el objeto para rasurarse, la encontró tirada boca arriba.
En la mano tenía una botella de herbicida, la cual estaba semivacía. Por ello pidió apoyo y la mujer fue llevada al nosocomio antes mencionado, en donde horas después falleció. Ahí fue donde los policías ministeriales llegaron para efectuar el levantamiento del cadáver.