· Chocó contra una unidad de transporte público y ambos vehículos se incrustaron y derribaron una barda.

Odilón Larios Nava.- Una mujer no respetó la banderola de alto total y causó un aparatoso y costoso percance vehicular en la colonia Veinte de Noviembre, afortunadamente sólo dejó cuantiosos daños materiales. Las dos unidades involucradas una camioneta particular y una unidad de transporte público salieron proyectadas y se incrustaron contra la barda y portón de un domicilió.

Alrededor de las 14:30 horas de este viernes el 066 recibió varias llamadas de auxilio que indicaban que en la 13 Norte y 66 Poniente, de la colonia Veinte de Noviembre se había suscitado un aparatoso percance en el que dos vehículos habían derribado parte de la barda de un domicilio. La llamada indicaba que probablemente había personas prensadas.

Se trató de la unidad 17 de la ruta 21, un vehículo Nissan, tipo Urvan, la cual circulaba por la 13 Norte y al llegar a la 66 Poniente fue embestida por una camioneta Nissan, PathFinder, color arena, con metálicas UAC-26-70 del estado de Puebla.

La conductora de la camioneta particular, de nombre Marisela Barranco, en entrevista con este diario indicó que ella tenía la banderola de alto y que al llegar a la esquina frenó pero sacó “la puntita” del vehículo y que el transporte público la embistió.

Sin embargo su versión fue desmentida por los testigos y una pasajera de la unidad, así como por los peritajes realizados por los peritos de la dirección de tránsito. Todos coinciden en que la mujer conductora de la unidad particular iba a exceso de velocidad y se pasó la banderola de alto, en ese momento embistió a la unidad de transporte público y ambas unidades salieron proyectadas contra la barda que circunda el patio de un domicilio, el cual está deshabitado.

En el asfalto sobre la 66 Poniente se observaron huellas de frenado lo cual indicó que la conductora de la PathFinder iba a exceso de velocidad y al ver la unidad de la ruta 21 ya no pudo frenar.

Increíblemente el conductor de la ruta 21, salió sólo con golpes. Sólo iban dos pasajeras a bordo, una joven mujer y una niña, quienes resultaron policontundidas pero no ameritaron ser trasladadas a ningún hospital.

Marisela Barranco, la presunta responsable del percance y su hija de 10 años, resultaron ilesas. Las dos unidades sufrieron daños considerables y costosos. Al saldo económico del choque se debe sumar los daños a la barda, los vehículos derribaron un portón de acceso y varios metros de una barda de mampostería y tabiques, de aproximadamente 4 metros de altura.

La mujer, presunta responsable quedó detenida a disposición de las autoridades ministeriales para que se le finquen responsabilidades y haga la reparación de los daños causados por su descuido.