• El irresponsable al volante se pasó un tope sin precaución y ello provocó que la víctima se lesionara.

Odilón Larios Nava.- Luego de pasar un tope a una velocidad considerable, una pasajera de la ruta 63 resultó lesionada al caer dentro del vehículo del transporte público.
El responsable de esta imprudencia al volante fue el conductor de la unidad 11 de la ruta antes citada, ocasionando que una mujer de aproximadamente 55 años, resultará severamente lesionada.
Los pasajeros relataron que a bordo viajaban diez personas aproximadamente, cuando de pronto en la 30 Norte entre la 6 y 8 Poniente de la colonia Resurgimiento Norte, el conductor se pasó sin precaución un reductor de velocidad.
Todos adentro rebotaron, sin embargo la mujer de 55 años de edad se llevó la peor parte al golpearse contra el techo de la unidad, caer y finalmente lastimarse con la orilla de uno de los asientos.
De acuerdo con los hechos, la quincuagenaria terminó en los escalones de la puerta de descenso de la unidas del transporte público.
Fue así como pidieron apoyo a emergencias y llegaron paramédicos de SUMA a bordo de la unida 050, quienes atendieron a la mujer, quien presentaba golpes y tuvo que ser trasladada a un hospital para recibir atención médica de rigor.
Al respecto, el esposo de la víctima informó que se dirigían a su domicilio en Bosques de san Sebastián, sin embargo su destino cambió por la falta de precaución de un chafirete, quien ya es investigado.