•  
  • La encontraron muerta en su domicilio de la colonia San José El Conde; los familiares presumen que su pareja pudo haberla matado.
  • Los reportes policiales indicaron que en el cuerpo no se apreciaban lesiones visibles u otros dignos de agresión.

Desde el pasado lunes los vecinos no ven a su esposo y a su pequeño hijo: se esperan los resultados de la necropsia.

 

Odilón Larios Nava. – Una mujer de 20 años, fue hallada muerta en el interior de su domicilio de la colonia San José El Conde, en la junta auxiliar de San Pablo Xochimehuacan. Sus familiares acusan que se trata de un homicidio y señalan como probable autor a su pareja sentimental. Sin embargo, fuentes consultadas indicaron que a simpe vista el cuerpo no presentaba huellas de violencia o lesiones apreciables. Por lo que las autoridades esperan los resultados de la necrocirugía para determinar si se trata de un homicidio o de una muerte natural.

La ahora occisa se llamaba Rocío Balderas Gutiérrez de 20 años, fue encontrada muerta en la calle San José esquina con Calle Santiago, en la colonia antes mencionada en la ciudad de Puebla. El cuerpo fue hallado en avanzado estado de descomposición, y de acuerdo a los primeros reportes, no se la preciaban lesiones visibles.

Aunque no fue descartado un homicidio, tampoco se descartó que pudiera tratarse de una muerte por causas naturales.

Los primeros datos recopilados en el lugar del homicidio, indican que la hermana de la occisa la vio por última vez el pasado lunes, cuando Rocío Balderas llevaba a su hijo de nombre Dominic a la escuela.
Desde ese momento no volvió a saber de ella. Los familiares de la occisa sospechan de la pareja sentimental de esta mujer, debido a qué era muy violento con ella. Este hombre ahora es buscado por las autoridades, se llama José Luis y cuenta con 36 años. Tampoco se sabe del paradero del pequeño Dominic, de tan solo 3 años.

El hombre es buscado por las autoridades ministeriales para entrevistarlo, y determinar si tiene responsabilidades en la muerte de esta mujer, sin embargo, durante las diligencias de levantamiento de cadáver las autoridades de la Fiscalía General del Estado no encontraron huellas visibles de violencia en el cuerpo, por lo que no descartaron que pudiera tratarse de una muerte por causas naturales. Esto se corroborará o descartará al tener los resultados de la necropsia practicada por los médicos del Tribunal Superior de Justicia.