·         Fue hallada el pasado sábado desnuda y amarrada de pies y manos, en un inmueble en obra negra.

·         Fue el tercer feminicidio consecutivo en tres días en la zona metropolitana; dos de ellos en la ciudad de Puebla y el otro en Ocoyucan.

 

Odilón Larios Nava. – La mujer encontrada muerta en la colonia Minerales de Guadalupe en la ciudad de Pueble, además de haber sido encontrada desnuda y amarrada de pies y manos, presentaba más de 50 puñadas en diversas partes del cuerpo, según confirmaron fuentes extraoficiales este fin de semana.

Cabe destacar que este fue el tercer feminicidio consecutivo en los últimos días de la semana que terminó. El jueves una mujer fue hallada muerta en un cuarto del motel El Parador, ubicado en la junta auxiliar Romero Vargas; mientras que el viernes se halló otra mujer muerta en terrenos de Santa Clara Ocoyucan, en los límites con Azumiatla. Y, finalmente la occisa encontrada en Minerales de Guadalupe, este sábado

El pasado sábado se organizó una procesión por calles de la mencionada colonia al sur de la ciudad de Puebla, durante la misma, una mujer tuvo ganas de hacer sus necesidades fisiológicas, por lo que entró al inmueble en obra negra, donde no pudo cumplir su cometido por el tremendo susto que se llevó al encontrar a la difunta.

De inmediato avisó a las otras personas y estos a la vez dieron aviso al 911. Policías municipales y estatales acudieron y corroboraron la presencia del cadáver. Se trata de una mujer de aproximadamente 35 años, la cual estaba completamente desnuda.

Policías ministeriales acudieron para efectuar el levantamiento del cuerpo y dar inicio a las investigaciones correspondientes.

Cabe destacar que el cadáver del sábado fue el tercer feminicidio consecutivo en los tres días finales de la semana que pasó. El jueves por la mañana fue localizado el cuerpo de una mujer en el motel El Parador, la fémina fue estrangulada por el hombre con el que poco antes había ingresado a ese establecimiento. Y el viernes por la tarde fue localizado otro cadáver en los límites de Santa Clara Ocoyucan y Azumiatla, en el caso de esta mujer se desconoce la forma en cómo fue privada de la vida.