Los hoy occisos se dedicaban a cuidar autos en la zona del Carmen.

Dos personas, un hombre y una mujer, fallecieron la noche del pasado domingo luego de que las llamas de un voraz incendio consumieran parte de su casa, sin que hasta el momento se tenga conocimiento de las causas del incendio.
Los hechos ocurrieron a las 22:30 horas cuando los números de emergencia recibieron una llamada en donde reportaban la salida de humo de una casa habitación, la cual al parecer se estaba incendiando. De inmediato elementos del Heroico Cuerpo de Bomberos bordo de las motobombas 2000, 2002 y 039 arribaron al lugar y comenzaron a sofocar el incendio.
Las llamas consumieron cuatro recámaras de una vivienda de dos pisos ubicada en la 2 sur número 1504 en la colonia El Carmen. Elementos de Protección Civil Municipal también acudieron al llamado y llevaron a cabo los protocolos de seguridad para evitar se propagara a otras viviendas cercanas.
Minutos después de sofocar el incendio, los cuerpos de emergencia encontraron en una de las recámaras a una mujer de 56 años de edad quien así como un hombre, el cual se encontraba en el pasillo que daba a la recámara donde se encontró a la fémina, ambos ya no presentaban signos vitales y se presume que fallecieron al inhalar monóxido de carbono.
Especialistas en Atención Médica acudieron al lugar y se corroboraron que los cuerpos ya no presentaban signos vitales. Los hoy occisos fueron identificados como Tomás Rodríguez Montiel y Dulce María Rodríguez Benítez, de 80 y 56 años de edad, respectivamente.
A decir de los vecinos el hombre y su hija se encargaban de cuidar coches sobre la 4 sur, y de acuerdo a las versiones de los testigos, la mujer tenía mal una pierna y le impedía caminar bien, por lo que se presume eso le impidió salir a tiempo.
Elementos de la policía Municipal acudieron al lugar para acordonar la zona en espera del ministerio público. Fue el agente del Ministerio Público especializado en la Investigación de Homicidios, quien se encargó de realizar las diligencias del levantamiento de los cadáveres.
Elementos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ) se encargaran de continuar con las investigaciones y determinar las causas del siniestro, hecho que quedó asentado en la constancia número 804/2015/AEH/2°.