• El accidente ocurrió en el departamento de Centrífugas, donde dos obreros perecieron y uno más resultó gravemente lesionado.
• Se trata del tercer muerto en el mismo departamento en menos de un año.

Odilón Larios Nava.- Percance laboral en el ingenio azucarero de Atencingo, en el municipio de Chietla, cobró la vida de dos obreros este viernes, un tercero resultó gravemente lesionado. El incidente laboral ocurrió en el departamento de Centrífugas donde una centrífuga salió con mucha potencia y golpeó al menos a tres trabajadores.
Trabajadores que solicitaron el anonimato, comentaron a este diario que el percance se debió a una mala decisión tomada por los ingenieros contratados por la empresa Zugarmex, quienes habrían colocado a la centrífuga un motor de mucha más potencia sin haber efectuado los cambios necesarios en el resto de la máquina.
El incidente laboral ocurrió este viernes alrededor de las 16:00 horas en la mencionada fábrica azucarera. Se informó por parte de otros trabajadores, que quienes perdieron la vida en el lugar fueron Cornelio Nájera Ponce, a quien sus amigos conocían con el mote de “El Gallo” y Mauro Cisneros, a quien apodaban “El Cuate”. El hombre que sobrevivió pero está grave es René Ramírez, conocido como “El Coro”.
Para entender qué es lo que ocurrió, hay que señalar la función que cumple la centrífuga en la fabricación de azúcar de caña: una vez que se ha obtenido la miel de la caña, las centrífugas – una especie de ollas industriales – hacen girar la miel hasta deshidratarla y convertirla en grano. La máquina gira a miles de revoluciones por minuto, algo parecido a una licuadora, solo que en lugar de aspas gira una tina de acero inoxidable. Lo que ocurrió es que esa tina interior reventó la centrífuga y salió girando y rebotando y golpeó a los trabajadores, explicaron algunos testigos.
La molienda de caña fue suspendida por la tarde noche, mientras las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) realizaban las diligencias del rigor, así como Protección Civil realizaba la inspección del lugar.
Los obreros señalaron que el mortal percance laboral ocurrió por colocar un motor de mayor potencia a la centrífuga. Otros también lamentaron que la empresa no esté dando el correcto mantenimiento a las máquinas.

TRES MUERTOS EN EL INGENIO EN MENOS DE UN AÑO

En el último año, durante la administración de Zugarmex, se han registrado tres víctimas fatales en el ingenio de Atencingo, uno de los de mayor producción a nivel nacional.
En abril del 2016 pereció también en el área de centrífugas, Cirilo Chora López, conocido como El Chora, de 55 años de edad. En aquella ocasión se dijo que este hombre murió al caer en “el gusano”.