• En marzo fue amenazado junto con otros miembros de la asociación a la que pertenecía.
• Sus amigos sospechan que no se trató de un accidente sino de un hecho premeditado.

Odilón Larios Nava.- El pasado viernes por la noche murió el protector de animales Rabin Dranath Aguilar Molina, de 23 años de edad, quien pertenecía a la asociación Huauchinango Centro de Atención Canina (HUCAAN). Viajaba en una motocicleta junto con su esposa cuando fueron embestidos por un Tsuru blanco. Sus compañeros de asociación creen que no se trató de un hecho fortuito sino premeditado, ya que en el mes de marzo fueron amenazados por obreros de Pemex a quienes HUCAAN denunció de causar maltrato a perros.
Según los datos recabados sobre el accidente, el pasado viernes Rabin viajaba en una motocicleta sobre la avenida principal de Tenango de Las Flores, iba acompañado de su esposa María Esther O. E. En las declaraciones de la mujer, sobreviviente de los hechos, indicó que un Tsuru blanco les cerró el paso y de esta manera perdieron el control y cayeron del caballo de acero.
Una versión extraoficial de lo ocurrido menciona que el Tsuru blanco, los impactó por alcance y los hizo derrapar. Después los sujetos se habrían llevado la motocicleta pero sólo para abandonarla en inmediaciones del motel Girasoles, donde fue hallada la mañana del pasado sábado.
Rabin fue llevado al IMSS de Necaxa y pero al llegar ya no contaba con signos de vida, las lesiones le habían causado la muerte.
El hoy occiso forma parte de los activistas protectores de animales que en el mes de marzo denunciaron amenazas por parte de trabajadores de Pemex, porque habían denunciado que algunos de ellos agredían a los perros, incluso denunciaron que los canes eran violados.
Después de esos señalamientos los miembros de HUCAAN manifestaron haber recibido amenazas. Es por ello que temen por su integridad. Por esa razón no se descarta esta como una de las líneas de investigación en los hechos que perdió la vida a Aguilar Molina. Corresponderá a las autoridades ministeriales, determinar, por medio de las indagatorias, qué fue lo que realmente ocurrió en este hecho.