• Dio a luz sola en su casa, sus familiares no sabían que estaba embarazada, ni siquiera que tuviera una pareja sentimental.

Odilón Larios Nava.- Tremendo susto se llevaron integrantes de una familia de santa Úrsula Chunconquiac, en el municipio Felipe Ángeles. Al llegar a visitar a una mujer de su familia, encontraron a esta tendida en el suelo, inerte, con una niña recién nacida a su lado. La fémina pereció pero su fruto estaba vivo. Lo anterior se suscitó en la junta auxiliar de santa Úrsula Chinconquiac, en el municipio General Felipe Ángeles.
Se trata de una mujer de 38 años de edad, que fue encontrada muerta en el suelo de su vivienda, ubicada en la comunidad antes mencionada. Se sabe que sus familiares la encontraron inerte alrededor de las 09:00 horas.
Una vez que encontraron a la mujer aparentemente muerta y a la recién nacida con vida, llamaron a los números de emergencias. Los técnicos en urgencias médicas confirmaron que la fémina no tenía signos vitales pero su retoño estaba con vida. Por ello llevaron a la bebé al Centro de Salud de aquella localidad.
Los indicios hallados en el lugar apuntan a que se trató de una muerte maternal, pues el cadáver no presentaba signos de violencia.
Los familiares señalaron que desconocían que la mujer estuviera embarazada. A la vez que no sabían que tuviera alguna pareja sentimental, por lo que desconocen de quién puede ser la niña que dio a luz.
El Agente del Ministerio Público de Tecamachalco llevó a cabo las diligencias del levantamiento del cadáver e inició las indagatorias de rigor.